Pupilas dilatadas.



¿Por qué odiamos?
¿Te lo has preguntado alguna vez?
¿Te has preguntado por qué muchas veces no somos capaces de controlar nuestra ira y la sacamos a la luz a través de la violencia?
Yo creo que el odio es un sentimiento más, como cualquier otro; el problema es que no sabemos controlarlo.
La mayoría de las veces odiamos porque queremos; sin motivos. ¿O no?
Párate a pensar. ¿Odias tanto a alguien como para sentirte feliz de su muerte o su desgracia? ¿Por qué?

Deja la pregunta en el aire y olvídate.

2 comentarios:

Andreos dijo...

Buena reflexión... Es algo que me planteé y deduje hace tiempo ya. Lo que no he averiguado aún es esa maldita forma de controlar la ira y el odio...

Andreos dijo...

Muy buena reflexión. Es algo de lo que me percaté hace tiempo, pero lo que aún no he descubierto es la maldita manera con la que poder controlar la ira y el odio. Supongo que eso vendrá con los años...