¿Recuerdas cuando éramos pequeños? Sí, aquel tiempo en el que tú eras una parte de mí y yo de ti, aunque ninguno de los dos lo sabía. Aquellos días en los que tú eras el guerrero y yo la princesa. Solíamos luchar. Y ambos ganábamos. ¿Te acuerdas? Jugábamos a juegos inimaginables y hablábamos de yo qué sé qué cosas durante horas y horas.
Pero ahora ya no jugamos. No. Ahora ya no podemos. Porque somos demasiado mayores y a esta edad ya no está bien visto jugar.



Sábado, 12 de marzo de 2011

1 comentario:

Jacinta dijo...

gracias por comentarme :)
pues yo soy de un pueblo también pequeño, que se llama gernika. Soy del país vasco :)