Jueves, 18 de marzo de 1990.



Pasado mañana es mi cumpleaños.

Seré quinceañera...

Me siento vieja, fea, deshecha... putrefacta.

Creo que están siendo los peores días de mi vida.

Y me los merezco.
Ya estaba bien de tanta felicidad y tanta compañía.

A todos nos llega el momento, y a mí ya me estaba tardando.

No es que me guste estar (casi) siempre sola, sufrir cuando hay que hacer algo por parejas o tener que pegarme a gente con la que antes casi no hablaba; todo lo contrario, lo paso verdaderamente mal.

Si por mí fuera, hablaría con todo el mundo y me haría "amiga" de todos, pero todo el mundo sabe que es imposible caerle bien a todos, ¿no?
Y aún caes peor cuando eres callada y poco sociable.
Cuando te quedas paralizada sin saber qué decir cuando un extraño te habla.
Cuando te pones nerviosa cuando la persona de quien estás enamorada te habla, y no dices nada más que estupideces.
Cuando no te gusta salir, sino quedarte en casa a leer o escuchar música. Cuando estás realmente frustrada porque tus sueños tardan demasiado en realizarse.








Quiero que alguno de mis sueños se cumpla. Aunque sólo sea UNO.
(Por favor. Estoy cansada de esperar.)

6 comentarios:

Andreos dijo...

He estado leyendo algunas (bastantes) de tus entradas y... eres fascinante. Al menos tu gusto, que se parece un poco al mío, y lo que escribes.
Se te ve diferente, madura y muy, muy pesimista aunque claro, no te conozco. Y ni si quiera sé por qué estoy escribiendo esto xD Bueno, me pasaré a menudo por aquí. Ha sido un placer encontrarte. Me ha inspirado mucho leerte.

Tamara dijo...

Me identifico contigo Sheila, en serio. Nunca había encontrado a alguien que sintiera lo mismo que yo. Todos los días desearía poder hablarle a cualquiera sin tener miedo, que no me identificaran con la palabra tímida y no me pusiera nerviosa con cualquier cosa. Pero supongo que así es la adolescencia, bonita en algunos aspectos y cruel en otros. Cuando crezcamos cambiaremos, y tal vez todo sea diferente, nos sintamos una persona más positiva y alegre que lucha día a día por encontrar su felicidad.
Me alegro de no ser la única con estos sentimientos.
Un beso.
Mi blog es este por si quieres echarle un vistazo, vale?
http://andjustrelievethestart.metroblog.com/

waka dijo...

Da miedo con la intensidad a la que llegan tus palabras.

Sólo TÚ podrás hacer que se hagan realidad TUS sueños.

Ulls de Gat dijo...

Dudas, mientras te queden dudas tu mente no morirá
Como me dijo una gran persona...haz de tu vida una obra de arte
Tu blog es parte de esa obra
Es genial

Por cierto, las fotos de tu slide son tuyas? Son...extraordinarias

niña azulada dijo...

Oh te comprendo, me siento muchas veces así.
Yo antes no era así y algunas personas siguen intentando que sea aquella chica extrovertida que salía siempre que podía. Pero cambié sonrisas por libros y eso es difícil de comprender, porque ni yo logro entenderlo realmente.
No te desanimes y busca el lado positivo de ser así :)

Indy Collado G. dijo...

Hola. Dices que quieres que se cumpla alguno de tus sueños, al menos uno pero... piensa en que cuando has alcanzado un sueño, has roto un sueño...

Un placer.